domingo, 30 de agosto de 2015

Burlando a Morfeo: "Los saqueadores de sueños (The Raven Boys II)", de Maggie Stiefvater

                                       
     

     Título: The Raven Boys: Los saqueadores de sueños.
Autora: Maggie Stiefvater.
Año: 2014 (2013 el original).
Editorial: SM.
Páginas: 496.



Cuando reseñé la primera parte de The Raven Boys especifiqué claramente lo mucho que me impactó y la profunda huella que dejó en mí ese volumen inicial de la saga. El segundo salió unos siete u ocho meses después y lo compré a la que pude y, como ya hice con su antecesor, también lo volví a releer, aunque una vez menos por falta de tiempo, algo que lamento profundamente pero que remediaré en breves, pues, en poco menos de un mes llega a nuestras librerías, al fin, tras más de un año de espera, la tercera y penúltima parte de la tetralogía. No puedo esperar a que llegue así que, de mientras, y para ir amortizando los días restantes, os ofrezco la reseña del segundo tomo, Los saqueadores de sueños.
Maggie

La novela se inicia poco después de lo acontecido en La profecía del cuervo, aclarando casi al instante aquellos enigmas extraños y sorprendentes que aparecieron en las páginas finales de este. Aquí, conoceremos mucho mejor a Ronan, de cuyo pasado apenas se sabía nada. Ronan es poseedor de una extraña habilidad que le permite extraer cualquier cosa del mundo onírico para exportarlo al nuestro, el real, tal y como insinúa justo al final de La profecía del cuervo. Sus dos hermanos también ganaran mucha importancia, sobre todo Matthew, el pequeño que es introducido en esta parte, así como mucha más información sobre sus progenitores. Toda la trama relacionada con la familia de Ronan es oscura, lúgubre y macabra, rozando el Romanticismo más tenebroso de los decimonónicos. Además, Ronan oculta otros secretos de los que se ofrecen ciertas pistas en la concusión de la novela, algo que espero ver en mayor desarrollo en El tercer durmiente (cuyo título original es Blue, Lily, Lily, Blue) y que, por las opiniones anglosajonas que he leído, sin spoilers, parece ser cierto. Otro punto más a favor.

Ilustración de Kyo31 en deviantart.
El resto de personajes no desaparece, ni mucho menos, siguen tenido una importancia grandísima, sobre todo el trío de Adam-Blue-Gansey. El romance sigue sin ser algo que destaque a pesar de tener más momentos que en el libro anterior y, al parecer, la ambigüedad que recaía sobre la decisión de Blue en el primer libro (pues parecía que ambos chicos adquirían las mismas posibilidades) se descubre, al final, por quien siente algo la muchacha. El transfondo de Blue será más explorado, llegando a conocerla mejor y su madre y el resto de mujeres que viven con ella también tendrán un papel destacado, en especial Persephone, que será de gran utilidad para Adam. Con respecto a este último, sigue siendo mi favorito. La decisión que tomó en La profecía del cuervo le está pasando facturas y su constante tendencia a ignorar las consecuencias y el precio que tuvo que pagar le están atormentado, afectando gravemente a su temperamento y a su visión. Se vuelve más reservado y hostil, lo que ha despertado cierta antipatía entre el público lector, pero yo sigo manteniendo mi opinión con respecto a él, y es que la gente no le entiende. Me identifico mucho con Adam en ciertos aspectos y por eso me encanta. Creo que es un personaje sumamente complejo y que necesita urgentemente una muestra de cariño para que el dolor de su alma deje de atormentarle. Noah, por su parte, adquiere una actitud más definida. En el anterior me pareció extraño, aunque creo que el hecho de que tanto Blue como Gansey le ayudaran «resolviendo» su «problema» ha logrado que este tenga un compartimiento más «vivaracho» −ya me entendéis−. Sus escenas con Ronan, la verdad, me hicieron reír muchísimo y me sacaron más de una sonrisa. Me gusta mucho más aquí, sin duda.

Ronan y Kavinsy por Judilda (deviantart)
Nuevos personajes entran en escena, destacando al señor Gris, de quien no sabes si fiarte o no, pero que cae simpático, sobre todo por las conexiones que establece con ciertas personas. Tras él existe una trama confusa de la que probablemente sepamos más en El tercer durmiente, y esto será interesante. Otro que sobresale es Kavinsky, claro antagonista de Ronan. Ambos mantiene una relación de amistad-odio muy tensa, en especial por que se parecen más de lo que a Ronan le gustaría admitir y eso supone un problema, pues despierta en él un claro vandalismo que no es aprobado por sus seres queridos, lo que le causará cierto dolor, pues él no quiere ser para nada como Kavinsky, solo que, a veces, no puede evitarlo. Aquí me cae mucho mejor.

Maggie prosigue con su estilo y en esta ocasión avanza bastante en el argumento, aunque lo más interesante siguen siendo sus personajes: Adam, Blue, Gansey, Ronan, Noah, Maura, Gris, Persephone, Cala, Matthew, Declan, todos tienen un transfondo definido que los caracteriza, pues cada uno posee sus dudas, sus pensamientos y sus deseos, lo que les convierte en una piña cuyos lazos se fortalecen día tras días hasta formar, entre todos, una excelente familia. Maggie ha tratado de ofrecernos, con éxito, un mosaico detallado que destila cariño por doquier. Si los quisiste en el primer volumen, en este los querrás todavía más, pues se exploraran sus horizontes y descubrirás cosas nuevas sobre ellos. Verles interactuar siempre es fantástico: la amistad de Blue con los chicos cuervo y viceversa o entre ellos mismos, el núcleo familiar de Ronan y el de la propia Blue. Todos protagonizaran momentos cómicos y dramáticos, triste y alegres, reflexivos y banales, son puramente humanos, creíbles al cien por cien. Ahí reside el encanto de esta tetralogía, cuyo corazón no son Cabeswatter, los espíritus, las líneas ley o Glendower, sino ellos mismos.

Si disfrutasteis de La profecía del cuervo, no podéis perderos Los saqueadores de sueños, pues os atrapará hasta el final: descubriréis muchísima información nueva, conoceréis mejor los chicos del cuervo y a sus afines, podréis seguir deleitándoos con la excelente prosa de Maggie y, sobre todo, gozareis de un final de infarto que os hará si, como yo, lleváis esperando el tercer título por más de un año, maldecir a la editorial por retrasarse tanto en su publicación, fijada ya para el 27/09/15. No veo el momento de volver a reunirme con Adam y compañía.

Ilustración de Maggie.





No hay comentarios:

Publicar un comentario